Paco Contreras

website

Comestibles


Convocatoria Fotográfica Freeland


Festival Mucho Más Mayo


Impresión sobre vinilo de 240 x 180 cm


Cartagena, 2008

Fotografía de la pieza Comestibles

Freeland fue el título de la exposición fotográfica colectiva que organizó Pablo Sánchez del Valle para la edición 2008 del Festival Mucho Más Mayo, en Cartagena.

Las piezas fueron colgadas en las farolas de la calle del Carmen, y su temática versó sobre la interculturalidad, la integración y la comunicación con las comunidades extranjeras en nuestra ciudad.


Comestibles es un fotomontaje en el que aparece una sección de una estantería con productos alimentarios como las que podemos encontrar en cualquier supermercado o gran superficie comercial.


Partiendo de los conceptos de interculturalidad, integración y comunicación, me pregunté cuál era la situación al respecto en mi entorno, en la ciudad, y fué obvio que había una clara distinción entre las distintas culturas y nacionalidades que comparten nuestras calles, ya fuera en el trato diario o social, como a nivel administrativo.


Los ciudadanos anglosajones o de origen europeo se perciben como beneficiosos para la ciudad porque gastan su dinero aquí, y los demás residentes extranjeros son percibidos con negatividad e incluso como una fuente de problemas. Hablo de los de origen marroquí y sudamericano, que son los más numerosos en la ciudad, y que la eligieron por las abundantes ofertas laborales en el sector agrícola y de servicios.


Resulta curioso en cambio que a nivel comercial esas diferencias se diluyen, y excepto en el caso marroquí

(1)

, las grandes superficies dan respuesta a las demandas de las comunidades extranjeras al mismo nivel.


Instalación de la pieza en la calle del Carmen

Podemos encontrar productos típicos ingleses junto a los de Colombia o Ecuador en los pasillos de comidas del mundo de muchos supermercados de la ciudad, y no me refiero a los productos que las marcas comerciales tratan de vendernos con el tratamiento de lo exótico o à la mode, si no que se pueden encontrar los mismos artículos que se encontrarían en sus paises, etiquetados en su idioma o en el español de uso común allí.


Esta actitud comercial no discriminatoria que me parece acertada (sin olvidar que es interesada, claro), es lo que creo que se debería trasladar a las relaciones interculturales de la ciudad de Cartagena para conseguir una verdadera integración y un intercambio mútuo de conocimientos y experiencias.


En la fotografía Comestibles compongo las filas de un pasillo ficticio de un supermercado inventado de manera que los artículos de las comunidades mejor consideradas se encuentran en los estantes superiores, y en los inferiores encontramos los de los inmigrantes menos considerados

Fotografía de la obra con las Puertas de Murcia al fondo

por la ciudadanía.


Se crea como una especie de orden o registro a modo de pirámide social contemporánea que trata de reflejar que en el ámbito social aún estamos separados por muchos prejuicios y estereotipos.



Fotógrafos: Javier Conesa, Susana Sánchez, Paco Contreras, Domingo LLor, Felipe García, Juan Carlos Campoy, Javi Rapallo, Antonio Gil, Elena Azzedin, Seal, Abel F. Ros, Águeda Pérez, Gloria Nicolás, Elena Ayala, Patxi Navarro, Alfonso Romero, Pablo Sánchez, Alexander Bogdanov, Kraser y Abraham Martínez.


(1) La comunidad marroquí resulta ser la comunidad extranjera más cerrada al intercambio cultural de todas las que conviven en nuestra ciudad, y las grandes superficies a penas la tienen en cuenta para ofrecerle productos específicos de su país de origen. Bien sea por la diferencia idiomática o por la cultural, prefieren realizar muchas de sus compras de alimentación en los supermercados de barrio regentados por sus compatriotas.


home - obra - ideario - retales - bio - contacto - mapa del sitio - enlaces